Primer Capitulo de la tesis de Daniela por Daniela Vergara

(Para más información por favor referirse al  escrito de Octubre 25, 2013).

 En el primer capítulo de mi tesis exploramos el sostenimiento de la reproducción sexual en múltiples escalas geográficas. Usando datos recolectados durante aproximadamente veinte años, en varios lagos y a varias profundidades,  logramos visualizar cómo se sostiene la reproducción sexual en el espacio geográfico.

En este estudio recolectamos caracoles en 15 lagos de la isla sur de Nueva Zelandia, que fueron sexados y disectados, para determinar la presencia de Microphallus. Determinamos entonces los porcentajes de machos (individuos sexuales) y el  de individuos parasitados para las regiones profundas y no profundas en cada uno de los lagos. Para determinar si las partes profundas de los lagos difieren o no, de las  no profundas en términos del porcentaje de machos o de parásito, tomamos la diferencia entre estos porcentajes. Por ejemplo, si en la parte no profunda de un lago encontramos un porcentaje del 40% en frecuencia de machos y en la parte profunda encontramos un porcentaje del 10%, 40-10=30.

 Analizamos estas diferencias de una manera más rigurosa, hicimos una comparación entre cada uno de los lagos y cada una de las regiones de estos lagos.  De esta forma logramos comparar el porcentaje de machos de la región profunda del lago 1 (por dar un ejemplo) contra el porcentaje de machos de la región no profunda del lago 7. Teniendo esta comparación entre todos los lagos y regiones de los lagos, utilizamos la prueba de Mantel para correlacionar matrices del mismo rango. La prueba de Mantel permite comparar las diferencias en el porcentaje de machos con las diferencias en el porcentaje del parásito entre cada uno de los lagos y regiones de los lagos. La prueba dio un resultado positivo y altamente significativo. Este mismo procedimiento lo realizamos en un solo lago, el lago Alexandrina donde teníamos caracoles colectados en las partes profundas y no profundas de 20 sitios al rededor del lago.

Nuestros resultados muestran que, independientemente de dónde se encuentre el parásito, hay una correlación con la presencia de machos.  Por lo tanto, sin importar la distancia geográfica, hay una correlación positiva entre la presencia de Microphallusy la presencia de machos. Este trabajo es una evidencia más del sostenimeinto de la reproducción sexual por parasitismo.

 

Este proyecto fue publicado en la revista The American Naturalist en su edición de Octubre de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s